¿Qué es la realidad virtual y cuáles son sus aplicaciones?

Hasta hace poco, considerábamos como un futuro lejano los avances tecnológicos que tenemos hoy en día, y aún más cuando hablamos de la realidad virtual.

Este es uno de los avances más destacados e interesantes; por lo llamativo que es el concepto en sí, por su utilidad en distintos sectores industriales, sus aplicaciones en ámbitos científicos, y las posibilidades que brinda en cuestión de entretenimiento.

Si quieres conocer más sobre la realidad virtual, y tienes curiosidad sobre cómo puedes utilizarla en beneficio de tu empresa, entonces este es el artículo para ti.

¿Qué es la realidad virtual (VR)?

Antes de profundizar en el tema, es preciso revisar —y entender— los conceptos básicos, junto con las características más importantes.

Para empezar:

  • La palabra “realidad” hace referencia a todo lo que existe, todo lo que es verdadero.
  • Mientras que lo “virtual” es todo aquello que simula ser real pero que no lo es. Es decir, que es una imitación de la realidad.

Entonces, ¿cuál sería la definición de realidad virtual?


La realidad virtual —RV por sus siglas en español— es un entorno de experiencias inmersivas que permiten al usuario interactuar con escenarios y objetos que simulan la realidad, gracias al uso de tecnología informática avanzada. También se le conoce solo como VR, que quiere decir Virtual Reality en inglés.

De forma mucho más sencilla podemos decir que es: toda experiencia que coloca al usuario en un entorno de realidad simulada.

Imagen de unos lentes de Realidad Virtual

Para que este tipo de tecnología funcione tal como se espera es necesario contar con ciertas condiciones —o elementos—, que se pueden resumir en los siguientes:

  • El usuario: Es la persona que está inmersa en el entorno virtual por medio de los distintos dispositivos.
  • La interfaz: Es el canal de comunicación entre el usuario y el entorno virtual, aquel que se encarga de traducir la información recibida por ambas partes.
  • El entorno virtual: Es el mundo artificial generado por los dispositivos electrónicos, es decir, todos los elementos digitales que logran la inmersión.

Características de la realidad virtual

Ahora bien, para que la experiencia de realidad virtual sea lo más realista posible es necesario contar con estas características:

  • Debe ser inmersivo: El mundo virtual tiene que estar construido para que el usuario sienta que es un lugar que de verdad existe, o que al menos la simulación se acerque lo suficiente a dicha sensación. 
  • Entre más creíble mejor: Las simulaciones que se apegan a nuestra realidad —a lo cotidiano— son más efectivas, que las que crean mundos nuevos y desconocidos.
  • Debe ser interactivo: Este es otro aspecto que contribuye a la inmersión. El usuario no solo ve un nuevo mundo, sino que interviene en él, su presencia debe tener efecto en los objetos y ambientes que lo rodean.
  • Mantener la experiencia sensorial: Esto quiere decir que debe haber una coherencia entre lo que sucede en la simulación, y los movimientos que hace el usuario.

Tipos de realidad virtual

Ahora que conoces la definición y características es momento de hablar de los tipos de RV que hay y cuáles son sus principales diferencias.

En general, la realidad virtual se puede clasificar según el nivel de inmersión que tenga el usuario con respecto al mundo virtual.

1. Realidad virtual no inmersiva

Se le dice no inmersiva porque el usuario tiene mayor conciencia de que se trata de una realidad simulada. Se trata del tipo más común de todos y —por lo mismo— puede ser pasado por alto.

El mundo de los videojuegos es un claro ejemplo, ya que sus mecánicas y gráficos pueden crear una sensación de inmersión. La experiencia es más real si se cuenta con un sistema de teatro que le dé mayor fidelidad al sonido, además de otros dispositivos —como los controles— que mejoran el tacto.

Imagen sobre la realidad virtual en los video juegos

De hecho, recientemente con la salida de la consola PlayStation 5 se mejoraron los controles con DualSense, que vuelve a los gatillos más tensos o suaves dependiendo de la situación del juego, lo cual permite una sensación más realista.

2. Realidad virtual semi inmersiva

En este tipo de realidad el usuario aún distingue el mundo real del virtual, aunque esta línea se vuelve más difusa que en el caso de la no inmersiva.

Para lograr una experiencia semi inmersiva se necesita de elementos virtuales apoyados de otros elementos físicos, creando así una realidad mixta. Por ejemplo, las cámaras de simulación de vuelo que cuentan con un espacio físico similar a una cabina real, pero en lugar de cristales tiene pantallas en las que se proyecta la simulación.

Por su naturaleza, esta tecnología tiene un mayor aprovechamiento en el sector industrial y de educación, ya que facilita en gran medida la interacción con la información sin la necesidad de abandonar por completo el entorno real.

3. Realidad virtual inmersiva

Esta es la que ofrece la máxima experiencia de inmersión y la que se puede considerar más “futurista”, debido a la imagen que nos hemos creado por las obras de ficción.

Un dispositivo habitual de RV inmersiva consiste en un casco conectado a un ordenador, que tiene una pantalla de alta resolución y ocupa toda la visión del usuario, además de sensores de movimiento conectados por todo el cuerpo.

El resultado: la persona siente que de verdad está en ese mundo.

Diferencias entre realidad virtual y realidad aumentada

Cuando se habla de realidad virtual es muy común mencionar la realidad aumentada, sin embargo, es importante entender la diferencia para no confundirlos como sinónimos, ya que no lo son.

Entonces, ¿qué es la realidad aumentada?

La realidad aumentada —RA por sus siglas en español— es el conjunto de tecnologías que permiten al usuario interactuar con el mundo real a través de un dispositivo electrónico, pero añadiendo a este elementos gráficos de una dimensión virtual.

Dicho recurso se puede utilizar en teléfonos móviles de casi cualquier sistema operativo, por lo que es mucho más accesible para el usuario promedio, tanto por el costo como por la disponibilidad.

Uno de los ejemplos más famosos —porque fue todo un movimiento a nivel mundial— es el videojuego Pokémon GO, con su mecánica de juego que combina el uso de la cámara del celular con los pokemones virtuales.

Imagen de un smartphone con una app de realidad virtual

La principal similitud entre realidad virtual y aumentada, es que ambas sumergen al usuario en una experiencia inmersiva e interactiva.

¿Y cuál es la diferencia? Básicamente consiste en que la realidad aumentada busca combinar el mundo real con elementos no reales, mientras que la realidad virtual permite una inmersión completa a un mundo virtual.

¿Cómo surgió?: Historia de la realidad virtual

La realidad virtual ha dado un salto muy grande en la última década, permitiendo el acceso a videojuegos y aplicaciones al público en general, sin embargo, es cierto que dicha tecnología tiene una historia más larga de lo que parece.

El primer desarrollo de RV se dio en 1929 con un simulador de vuelo llamado Blue Box —o también llamado Link Trainer—, el cual parecía un pequeño avión de juguete, pero que sirvió para entrenar a 500.000 pilotos de Estados Unidos —y de otras naciones— durante la Segunda Guerra Mundial.

Otro de los primeros acercamientos a un concepto más actual de la RV viene —por supuesto— de la ciencia ficción, con la obra literaria de 1935 llamada “Las gafas de Pigmalión” , del escritor estadounidense Stanley Grauman Weinbaum.

En este breve relato se cuenta la historia de unas gafas especiales creadas por el personaje Albert Ludwig, que tienen la capacidad de hacer que las personas puedan experimentar otros mundos tal como si de verdad estuvieran ahí. Este fue el primer referente a las gafas de realidad virtual.

Gracias a toda la influencia del cine de los 50, el cineasta Morton Heilig desarrolló un aparato llamado “Sensorama” en 1960. Este permitía ver películas de forma inmersiva al tener pantallas de visión amplia, réplica de olores, tacto y sonidos.

Poco tiempo después se creó la “Espada de Damocles” en 1968, que consistía en una pantalla sujetada al techo que se colocaba en la cabeza. 

La Espada de Damocles lograba sincronizar las imágenes con el movimiento de la cabeza, y además —al combinar el entorno real con dichas imágenes— sentó una base importante para el posterior desarrollo de la realidad aumentada.

Aunque con sus imperfecciones, hubo varios dispositivos más que contribuyeron a esta tecnología, sin embargo, fue hasta 1986 que la NASA mostró unas gafas de realidad virtual tal como las conocemos hoy en día.

Este permitía una mayor calidad en la imagen por sus pantallas LCD en cada ojo, además de contar con reconocimiento de movimiento por medio de sensores en todo el cuerpo y con unos guantes especiales.

Así se logró un gran avance y se pudo aprovechar la RV en el mercado de los videojuegos, siendo SEGA la primer compañía en mostrar sus propias gafas en 1991. Aunque —como dato curioso—, al final nunca llegó a vender sus gafas.

Después de esto, la realidad virtual se mantuvo como una tecnología que todo el mundo sabía de sus existencia pero que no se podía tener. 

Fue hasta que Palmer Luckey —con ayuda del crowdfunding en la plataforma Kickstarter— comenzó un proyecto de gafas VR llamado “Oculus Rift”, para después fundar su propia compañía llamada Oculus VR.

Imagen de un joven con lentes de realidad virtual

El Oculus Rift logró tener una inmersión mayor por abarcar gran parte del campo de visión del usuario, con una imagen de un poco más de 90 grados en horizontal y de 110 grados en diagonal.

A Facebook le llamó la atención todo esto, por lo que en 2014 anunció haber comprado Oculus VR para seguir trabajando en estos productos. En la actualidad, ofrecen una versión más reciente con ópticas mejoradas, diseño más cómodo y ligero, y con controladores touch que permiten mayor movimiento.

La importancia de la realidad virtual

Tal como vimos en la sección anterior, si miramos hacia varios años atrás, podemos notar lo mucho que hemos avanzado como sociedad en cuestión de tecnología. Y es que hasta hace poco la realidad virtual solo era posible en las obras de ciencia ficción.

Dichas tecnologías se han convertido en el día a día de muchas personas, pues son cada vez más utilizadas no solo en el ámbito médico, educativo y científico, sino en los distintos sectores industriales.

Gracias a ellas, se pueden minimizar los errores en la fabricación de distintos objetos, en su mayoría de alto valor y complejidad.

De esta manera se tiene una visión más detallada de sus características, se pueden poner a prueba y manipular sin la necesidad de preocuparse por perder los materiales debido a algún error.

Además, es muy útil como herramienta educativa, puesto que abre la puerta a otros métodos de aprendizaje y facilita el trabajo de laboratorio en carreras del área de ciencias de la salud e ingenierías. 

De hecho, universidades como Harvard y Stanford fueron de las primeras en implementar estos métodos a sus planes de estudio.

Aplicaciones de la realidad virtual

Repasando lo que ya abordamos a lo largo de este artículo: los usos de la realidad virtual abarcan un amplio abanico de oportunidades, desde las áreas industriales hasta los usos cotidianos de entretenimiento.

Sin embargo, podemos decir que las siguientes áreas son las que más se benefician de esta tecnología:

1. Sector industrial

En específico las áreas de ingeniería y robótica tienen mayor provecho, ya que permite a los ingenieros visualizar el comportamiento de los prototipos, revisar su rendimiento y ensamblaje, además de crear simulaciones para realizar experimentos.

También es muy usual utilizarla con fines de seguridad laboral, porque permite crear entornos con obstáculos y peligros simulados, para que los trabajadores se puedan entrenar y que así se disminuya el riesgo en el entorno real.

2. Educación

Recae más en el hecho de tener un espacio que permita cometer errores que serían muy graves en la vida real. Por ejemplo: 

  • Los estudiantes de medicina pueden practicar cirugías complejas muy realistas, sin la necesidad de materia orgánica real.
  • Los aviadores pueden aprender a volar sin el miedo de sufrir accidentes.
  • Los militares tienen la opción de simular situaciones de combate más realistas, que no necesite el uso de armas reales.
  • Los astronautas mejoran en gran medida su formación con ayuda de realidad mixta, permitiéndoles acercarse a la sensación de la gravedad cero.
Imagen de una cabina que simula vuelos
3. Entretenimiento

Es verdad que la realidad virtual es muy útil en el ámbito empresarial, pero eso no quita el hecho de que sea algo muy llamativo y que tenga el potencial de divertir a las personas. 

Por eso, se ha extendido su uso a una gran cantidad de fuentes de entretenimiento, por ejemplo:

  • Los videojuegos: La mayoría de ellos ya son lo suficientemente inmersivos, y gracias a la RV se puede amplificar esa sensación.
  • Cine: Permite ver películas en 350 grados, lo cual intensifica todas las emociones que se pudieran sentir si se viera de forma normal.
  • Conciertos: Sigue el mismo principio de su uso en el cine, solo que en este caso se centra en destacar las cualidades de audio.
  • Parques de diversión: Se puede recrear toda la experiencia de subirse a una montaña rusa sin tener que estar en el exterior.

Ventajas de la realidad virtual en el sector industrial

En la sección anterior hablamos sobre los diversos usos de la realidad virtual y de cómo se integran a nuestras actividades. Sin embargo, vale la pena ahondar un poco más en las ventajas productivas que tiene en el sector industrial.

Para ello, te lo resumimos en esta lista:

  • Permite navegar a través de la información de forma más interactiva, sencilla y organizada. Esto también mejora el proceso para detectar fallos en los procesos.
  • Añade la función de recorridos virtuales dentro de la planta industrial, en los cuales se puede acceder a parámetros de rendimiento, que resultan especialmente útiles para la gerencia.
  • Facilita mucho el aprendizaje de los trabajadores, sobre la manipulación de equipo delicado —sobre todo en el ensamble y desarme—, ya sea por sus aspectos físicos o por ser contenedores de sustancias peligrosas.
  • Contribuye a la seguridad industrial, ya que disminuye en gran medida el riesgo, al permitir la simulación de ambientes peligrosos y así detectar fallas con mucha anticipación.
  • Ofrece datos adicionales que no se pueden conseguir de ninguna otra forma. Por ejemplo, es posible enlazar esta tecnología a SCADA para que recolecte información específica, y que esté disponible cuando se supervisan los equipos.
  • Gracias a todos los puntos anteriores, se puede reducir el costo de muchos procesos de la fábrica y añadirlo en un proceso de mejora continua.

En Pragma Engineering contamos con un equipo de ingenieros especializados en distintas áreas, expertos en el diseño y desarrollo de aplicaciones de realidad virtual y aumentada.

Desarrollamos tanto para dispositivos móviles como para computadoras de escritorio, los cuales facilitan la visualización de información técnica sobre los equipos o de los propios mecanismos.

Las plataformas de desarrollo de realidad virtual y aumentada más usuales —y con las que trabajamos— son:

  • Para escritorio y web: Unreal Engine, el cual es un motor de juegos programado en C + +, creado por Epic Games. Y Unity, que también es un motor de juegos, desarrollado por Unity Technologies.
  • Para iOS: Swift de Apple, que es un lenguaje de programación creado especialmente para las aplicaciones de dicho sistema operativo.
  • Para Android: El propio sistema operativo Android, el cual permite el desarrollo de estas tecnologías, o con ayuda de otras aplicaciones ya existentes.

¿Y cuáles son las etapas para diseñar aplicaciones de realidad virtual? 

Para empezar, primero se tiene que definir las necesidades del usuario y de su industria, para determinar si conviene más hacer un desarrollo desde cero o si es mejor utilizar un software para diseño de aplicaciones.

En el caso de utilizar un software, solo se tienen que cargar los entornos que se desean mostrar, y si es un desarrollo desde cero entonces se tiene que llevar el siguiente proceso:

  1. Realizar el modelado de lo que se quiere mostrar, ya sea tipo 3D, E.G., Solidworks, etc.
  2. Creación de un avatar para el usuario, donde se decide si el tipo de vista será en primera persona o en tercera persona.
  3. Se enlaza el entorno con el avatar, y se escoge el instrumento que usará el usuario para la interacción, ya sea teclado y ratón, pantalla touch, joystick, entre otros.
  4. Se dota el menú de aplicaciones, se realizan pruebas para validar que todo funcione a como debería.

Tecnología indispensable para las industrias

Es indudable que la realidad virtual llegó para quedarse en distintos ámbitos.

Desde la creación de nuevos videojuegos para el entretenimiento, los nuevos métodos de enseñanza en las universidades y escuelas, como asistencia en las áreas de ciencia y salud, y —por supuesto— como facilitador de procesos en las industrias.

Y no es para menos, pues estar a la vanguardia con estas herramientas reduce los costos a largo plazo en cualquiera de las organizaciones anteriormente mencionadas.

En conclusión: vale la pena estudiar y aprovechar las oportunidades que ofrece la realidad virtual.